El Terreno

Situado en las estribaciones de la Sierra de Levante en el este de Mallorca, su tierra se define por zonas de marga caliza y roca, al igual que la cuesta que ofrece protección a la finca, parte central del negocio.


Una colina austera y pedregosa, con zonas cubiertas de una escasa capa de tierra rojiza y otras de pura roca blanca. Esta roca recoge los primeros rayos del sol de la mañana que brilla desde el mar cercano y guarda su calor.
En cambio durante las tardes de verano, cuando las temperaturas suben, esta misma colina recoge los fuertes vientos procedentes del mar refrescando las uvas y aireando la viña hasta última hora de la tarde.


Estas condiciones, junto a un clima general estable con veranos muy soleados e inviernos suaves y lluviosos, hace que este terreno sea único y extraordinario.
El cuidado y el recorte de las cepas se hace puramente a mano respetando todos los aspectos ecológicos. Se plantan a poca distancia para que sus raíces busquen profundidad hasta llegar a la roca. Las uvas se seleccionan con gran esmero.