El Projecto

Muchas veces el ser humano busca un lugar que apacigue sus añoranzas. Ses Talaioles es un lugar así, con luz y espacio, arraigo y larga historia. Aquí es donde se unen aparentes diferencias en un Todo único.

La familia empresarial de orígen holandés-alemán De Waal descubrió esta belleza durmiente en el año 2000 por casualidad para despertarla y pronto descubrir su enorme potencial. “En mis venas corre sangre de campesina y en seguida vi que esta tierra bendecida estaba destinada a algo mayor que al cultivo de almendras y garbanzos”, recuerda Nicola de Waal. La familia empezó a trabajar animada por la convicción que en esta isla pudieran elaborarse unos vinos de una calidad superior bastante más interesantes que hasta ahora.

Como espíritu rector contrataron al enólogo Bernd Philippi del Palatinado en Alemania, conocido por su preferencia por vinos auténticos. El recomendó a su alumno, un joven vitivinicultor de gran talento, con la tarea de crear aquí un proyecto ejemplar, tal como él lo hubiera hecho.

Hoy en día se encuentran en un terreno de diez hectáreas, doce variedades de uva plantadas con gran cercanía.
.